Dynamic Pricing es una estrategia de precificación diseñada para emplear precios flexibles en función de la oferta y demanda del mercado. Esta técnica es popularmente conocida en sectores como las reservas de vuelos, en el cual en función de la antelación de la reserva y los asientos disponibles, el precio puede fluctuar.

Dicha estrategia no es exclusiva de las reservas de vuelos, sino que puede ser empleada en otros muchos entornos, como pude ser el retail. El primer ejemplo de retailer aplicando satisfactoriamente precios dinámicos es Amazon, el cuál consiguió incrementar notablemente sus beneficios estimando el precio óptimo de venta en sus productos más populares. En esencia, la facturación de un comercio no es más que la multiplicación entre el nº de unidades vendidas y su precio final, por tanto, si podemos maximizar cualquiera de ambos operadores, estaremos aumentando los beneficios finales.

¿Cómo podemos por tanto aplicar esta técnica de forma satisfactoria? Como mencionamos al principio del artículo, los precios dinámicos han de responder a la oferta y la demanda del momento, por ello, debemos conocer por una parte el precio referencia al cuál se comercializa un producto (la oferta), y el impacto que ese precio produce en nuestras ventas (la demanda). Ambos factores pueden ser medidos utilizando un software de precificación inteligente, como analizaremos a continuación

El primer paso, sería conocer para cada uno de nuestros productos, cuál es el precio referencia que indica la competencia. Basándonos en este precio, y aplicando nuestra política de precios (estrategia precios bajista vs precios alcistas), variaremos nuestros precios de venta, analizando su impacto en los beneficios generados. ¿El aumento de ventas de una estrategia de precios bajista no compensa la pérdida de margen? En este caso, el algoritmo de precificación inteligente rectificará nuestra estrategia para progresivamente modificar el precio hasta encontrar el punto de equilibrio en el cuál ventas y PVP generan el máximo beneficio.

Podemos simplificar el punto anterior diciendo que Dynamic Pricing no es más que una sucesión de test A/B en el precio de nuestros productos, estimando para cada uno de ellos cuál es su precio de venta ideal. Conocer, y entender el significado de los datos que produce nuestro negocio, es indispensable para optimizar nuestros sistemas. 

Solicite una demo

Rastreador de precios de la competencia 24/7 para retailers y fabricantes