Los consumidores buscan mejores precios y productos a través de comparadores como Kelkoo o Twenga, de los que obtienen multiplicidad de información. Por ello, es crucial reforzar la marca de la empresa con una correcta estrategia de precios.  Debe existir una adecuada relación calidad-precio en el surtido de productos o servicios ofertados, pues de lo contrario, los consumidores no nos situarán entre sus preferencias en este proceso de selección.

Según Forrester, Pricing Strategy es “un mecanismo innovador que permite a las compañías online ajustar los precios de bienes idénticos”. Esta definición es sencilla, pues detrás de ella emergen importantes decisiones que tiene un gran impacto en la imagen que el consumidor posee de nuestra marca.

Así cabe preguntarnos: Una vez seleccionada una herramienta de motorización de precios, ¿cuál es el siguiente paso? Debes establecer tu precio, ya sea por debajo o encima de tus competidores y con márgenes de beneficio mayores y menores. En este punto, es clave atender al valor de nuestra marca. No conviene fijar precios más elevados que aquellos que posee la competencia si nuestro valor de marca es más bajo. Debemos establecer siempre precios que tengan correlación con los productos o servicios que ofrecemos.  No se trata de ajustar nuestra marca al precio sino que nuestra marca justifique el precio.

Solicite una demo

Rastreador de precios de la competencia 24/7 para retailers y fabricantes