¿Os habéis fijado alguna vez que los productos agotados suelen tener muy buenos precios? Por muy simple que pueda parecer, esta es una de las estrategias que más utilizan los ecommerce, y ciertamente es bastante provechosa como detallamos a continuación.

Transmiten la impresión de tienda con precios competitivos.

Un cliente potencial que consulta un producto agotado pero con precio muy económico, percibe la impresión de que dicha tienda es competitiva y que dispone de buenos precios, por lo que probablemente vuelva a visitarla en el futuro para otra compra. Para la tienda, resulta muy fácil mostrar esta imagen de precios bajos puesto que no le afecta económicamente.

Crea suscriptores para la futura reposición del producto.

En muchas ocasiones, la tienda solicita el email de cliente para avisarle cuando el producto vuelva a encontrarse en stock, reteniendo al cliente.

Sirven como benchmarking de precios.

Relacionado con el punto anterior, podremos medir el nº de suscriptores o el nº de visitas a dicha página, para conocer el interés o impacto del precio sin necesidad de reducir realmente los márgenes.

Pospone la compra en una tienda competidora.

Algunos clientes esperarán a que la tienda reponga el producto para beneficiarse de dicho precio competitivo, en lugar de comprar el producto a un precio mayor en la competencia.

Lógicamente, resultará negativo a largo plazo generar falsas expectativas de precio en los clientes, por ello, aun siendo una estrategia exitosa, hemos de emplearla con cautela.

 

 

Solicite una demo

Rastreador de precios de la competencia 24/7 para retailers y fabricantes