En muchas ocasiones los ecommerce managers se olvidan de la estrategia de pricing de los productos sin stock, cuando sin embargo disponemos de múltiples opciones con las que mejorar nuestra visibilidad de precios en Internet. La peor situación la encontramos cuando "congelamos" el precio de un producto al agotarse, permaneciendo inamovible hasta su posible reactivación. Decimos que esta es la peor estrategia ya que la propia evolución del mercado podría bajar notablemente dicho precio, mientras que nuestro ecommerce mostraría un precio obsoleto y por tanto alto, dando una visibilidad negativa del posicionamiento de precios de nuestro ecommerce. ¿Qué podemos hacer entonces? Planteamos tres estrategias:

Estrategia nº1: seguimos actualizando el precio periódicamente al igual que lo hacemos con los productos en stock, de forma que nuestro precio siempre sea competitivo.

Estrategia nº2: ocultamos el precio y por tanto no tenemos que trabajar el pricing de este producto.

Estrategia nº3: fijamos un precio muy bajo para transmitir visibilidad permanente de precios competitivos.

Empleando cualquiera de estas tres estrategias aseguraremos que la percepción que tengan los clientes sea positiva.

 

Solicite una demo

Rastreador de precios de la competencia 24/7 para retailers y fabricantes