Seguro que habrás escuchado muchas veces este popular término en el mundo del pricing pero quizás no sepas exactamente su significado. De forma muy breve y sin entrar en explicaciones matemáticas te lo explicamos con algunos ejemplos.

Elasticidad precio de la demanda hace referencia a la elasticidad o evolución de la demanda de un determinado bien o servicio cuando su precio varía. Se representa mediante una curva dónde el eje (Y) indica el precio y el eje (X) la demanda:

Pongamos algún ejemplo para entenderlo mejor. Imaginemos un producto de consumo muy popular para el cuál se aplica un descuento puntual, La elasticidad implicará que una rebaja en precio suponga un aumento en la demanda mucho mayor y podremos decir que este producto tiene una gran elasticidad. Sin embargo, imaginemos que aplicamos este mismo descuento a un producto poco conocido; la demanda apenas se incrementará y diremos que es inelástico. Dicho de otra forma, en el primer caso obtendremos una rentabilidad puesto que el aumento de la demanda compensará con creces la pérdida de margen, mientras que en el segundo caso el descuento resultará negativo pues venderemos algo más pero insuficiente para compensar la reducción del margen.

Medir este concepto en nuestro ecommerce podrá resultarnos muy beneficioso para entender cómo y cuándo debemos aplicar descuentos en nuestros productos.

 

 

Solicite una demo

Rastreador de precios de la competencia 24/7 para retailers y fabricantes