Compra en el supermercado online español: cómo, cuándo y cuánto

Solicite una demo

La compra online de productos de supermercado es una realidad cada vez más extendidas en España. Los datos de la CNMC aseguran que, de 2017 a 2018, la inversión de los españoles en las compras por internet se incrementó un 23,4%, una mejora más que considerable. Ahora, sumidos en lo que parecía que no iba a llegar tras la transformación digital, la pregunta es: ¿cómo se mantendrán los hábitos de consumo de los españoles en los supermercados online?

Por un lado, se debe diferenciar el tipo de producto más adquirido. Si bien los envases más grandes y voluminosos han sido siempre el centro de la mayoría de los pedidos, ahora los frescos también imponen su presencia. Los supermercados cien por cien online han favorecido este impulso, permitiendo una gestión directa y automática de cada una de las compras entregadas.

Además, las grandes superficies preparan cada vez mejor este tipo de pedidos. En España, uno de los supermercados con más potencia en este sentido es Carrefour. De hecho, sus múltiples campañas televisivas refuerzan la presencia de sus productos frescos en la compra online.

Los grandes, como Amazon, siguen creciendo y, sin duda, su avance es el motor para la transformación de muchos otros. Allende nuestras fronteras, su competencia con Walmart ya es más que conocida y en muchos estados de Centroamérica y dentro de Estados Unidos ya desbanca el crecimiento de la histórica tienda de comestibles.

Por otro lado, es imprescindible analizar los factores que llevan a los españoles a preferir la compra online a la compra en tiendas físicas. En primer lugar, cabe destacar la comodidad; de ahí que los productos más habituales en estos pedidos sean los más aparatosos, por ejemplo.

Además, el precio es una cuestión de peso. Y es que las promociones exclusivas, los multipacks y las ofertas estacionales son el recurso estrella de los supermercados para impulsar sus canales de venta online. Para los retailers que venden directamente al consumidor, la monitorización de los precios de la competencia es clave para optimizar su conversión y estar dentro de los valores del mercado.

No obstante, hay que tener en cuenta que en lo que a alimentación y productos básicos se refiere será necesario mantener las políticas fijadas por la regulación.

 

La experiencia de usuario en el supermercado online

Una de las grandes barreras con las que se ha encontrado el super online para entrar en los hogares españoles ha sido su inicialmente fría interfaz. La UX es el pilar para que la compra fluya sin impedimentos. Hay algunas grandes superficies como Mercadona que parecen haber encontrado un escollo ante el cambio y aún mantienen plataformas más estáticas e incluso sin ningún tipo de imagen. No obstante, la evolución está al alcance de la mano y, seguramente, se produzca dentro de poco.

De la misma forma, la construcción de la relación con el usuario también ha de equipararse a la sostenida por el comercio tradicional. Y es que no solo hay que pensar en atraer a todos los potenciales clientes que aún hacen la compra físicamente, sino en dotar de toda la calidad y cercanía necesaria para establecer relaciones a largo plazo con el público más joven para el que la compra online es su realidad más cercana.

En este aspecto, es fundamental reflexionar ante las acciones de fidelización que pueden llevarse a cabo en ecommerce. Ahora la estructura tradicional de fidelización traspasa la frontera de la pantalla y se pone al servicio del usuario digital.

Lo cierto es que, en definitiva, los españoles ganan confianza y pierden timidez en cuanto a lo que hacer la compra por internet se refiere. Y prueba de ello es el triunfo de las cadenas de alimentación y ‘grocerys’ en eventos como el eShow celebrado en Madrid y Barcelona.

Solicite una demo

Rastreador de precios de la competencia 24/7 para retailers y fabricantes