¿Son las promociones de precio clave para el éxito de tu e-commerce?

Solicite una demo

La promociones de precio son estrategias que se llevan utilizando en campañas de marketing desde el tiempo que las empresas han estado vendiendo bienes y servicios. Sin duda, un popular método para incrementar las ventas y atraer clientes, pero a pesar de su popularidad, a menudo sacrificar parte de nuestro beneficios disminuyendo los ingresos por venta no sale tan rentable.

En el pasado, cuando la competitividad no era tan alta, las promociones de precio realizadas por los retailers se llevaban a cabo de manera de esporádica, por ejemplo para dar salida a stock acumulado. La realidad actual es diferente, el número de competidores en el mercado que hace frente cualquier e-commerce y la existencia de consumidores cada vez más exigentes, para muchos tiene sentido tener que realizar con frecuencia grandes descuentos promocionales para destacar. ¿Pero es necesario este constante bombardeo de ofertas?

Aquí exponemos de algunas de las razones por las cuales los precios promocionales a menudo no tienen tanto éxito como los minoristas esperan que tengan o incluso pueden repercutir en la imagen de tu empresa.

Incremento de la sensibilidad al precio.

Los consumidores cada vez son más astutos y entienden de las tácticas de marketing que las empresas llevan a cabo. El bombardeo de promociones mencionado anteriormente ha hecho que los usuarios cada vez estemos más acostumbrados a esperar ofertas, con esto y al contrario que pasaba hace unos años, los consumidores ya no esperan a las rebajas de julio o de enero como si fuera “agua de mayo” saben que alguna oferta habrá mas tarde o más temprano. Más allá de esto, la mayoría de los consumidores no querrán pagar el precio completo de un artículo, a no ser que sea necesario porque saben que algún descuento le estará esperando a la vuelta de la esquina. Como consecuencia además de derivar en una guerra de precios constante, tendrá un efecto en la sensibilidad al precio entre los consumidores.

Nuestra reputación puede ser cuestionada.

Un minorista que utiliza precios promocionales frecuentemente puede estar dañando su imagen en el proceso. Un par de zapatos vendidos a 30$ con constantes promociones hará que a ojos del consumidor este artículo tenga un valor de 30$, cuando queramos volver al precio normal “X” el consumidor se resistirá ese nuevo precio e incluso peor, podría pensar que el precio normal no es real, es un precio inflado para poder ofrecer el “el precio promocional”, en definitiva un daño a nuestra reputación.

Una base débil para el éxito a largo plazo.

La fijación de precios promocionales genera ingresos a corto plazo pero no significa una base para el éxito a largo plazo. Cuando tus artículos siempre tienen un precio con tarifas promocionales, los clientes que atraerás serán los que siempre están buscando productos o servicios baratos pero probablemente te abandonaran por el mejor precio. En definitiva una carrera hacia el fondo donde algunas empresas pueden estar dispuestas a todo para generar algunos ingresos.

Las promociones de precios utilizadas con moderación como herramienta para darle salida a inventario o presentar a los consumidores tus productos, puede ser efectivas.

Lo cierto es que apostar por una estrategia de precios siempre bajos no siempre es una táctica inteligente. Cada vez más retailer optan por el uso de un software de optimización de precios para ayudarlos a aumentar sus ventas sin tener que sacrificar beneficios.


Angela de la Vieja
Content Manager
Solicite una demo

Rastreador de precios de la competencia 24/7 para retailers y fabricantes