Erosión de precios: qué es y cómo evitarla

Solicite una demo

La erosión de precios consiste en el descenso continuado del precio de un producto a lo largo del tiempo a causa de la presión de clientes y competidores. En estos casos marcas y retailers optan por reducir cada vez más el precio de determinados artículos para competir con otras empresas o para potenciar la compra por parte de los usuarios más sensibles al precio y aumentar la demanda. Esta erosión provoca a su vez un descenso del valor del producto percibido por los consumidores y un menor margen de beneficios para los vendedores y e-commerce. Así, sin una sólida estrategia de pricing, los precios pueden sufrir grandes devaluaciones. Desde Minderest te explicamos cómo evitarlo.


Claves para evitar la erosión de precios 

En primer lugar es esencial establecer precios mínimos para cada producto, de tal forma que siempre se cubran los gastos de producción y logística y se pueda mantener cierto porcentaje de beneficios. 

A partir de ahí, también resulta beneficioso realizar una segmentación de los usuarios en base a su willingness to pay o el precio que están dispuestos a pagar por los diferentes productos. De este modo se pueden ofrecer diferentes gamas de productos con diferentes precios para cada grupo de usuarios. Por ejemplo, frente a la entrada de un nuevo competidor, se pueden modificar los precios de los productos de gama baja sin alterar el valor de los artículos de gama alta, dirigidos a un target menos sensible al precio, pudiendo mantener así el margen de beneficios de la compañía. 

Para crear esta gama de productos de mayor valor puedes optar por mejorar las características o funcionalidades de tus artículos, como ocurre con los nuevos smartphones que salen al mercado, o crear servicios de valor vinculados con estos artículos. El lanzamiento de nuevos productos o servicios con un precio más alto permite ampliar su ciclo de vida y reducir la erosión de los precios y del valor. 

Importancia de establecer una política de precios MAP 

Para las marcas cuyos productos son vendidos por terceros, otra forma de evitar la erosión de los precios es establecer una política de precios MAP o precios mínimos de venta que los vendedores deben cumplir. Su importancia reside en que, una bajada drástica de los precios por parte de un vendedor puede provocar una devaluación del valor de la marca, afectando así a todos sus canales de venta. La política de precios MAP actúa a modo de fianza para las marcas, que pueden tomar medidas en contra de quienes no cumplan con ellos.

Herramientas de pricing para una adecuada fijación de precios 

Ante posibles dudas en la política de precios, los softwares de pricing actuales permiten ofrecer precios adecuados para cada producto en base al histórico de ventas de la propia empresa y la realidad del mercado: demanda y oferta, precios de los competidores, ofertas en vigor, etc. Esta optimización de precios favorece el crecimiento de e-commerce y marcas y garantiza el mantenimiento de los márgenes de beneficio. 

A su vez, contar con una monitorización continua de los precios de los competidores te permitirá adaptarte y adelantarte a sus movimientos con el fin de atraer un mayor volumen de usuarios y conseguir un mejor posicionamiento en un contexto en el que el precio continúa siendo un factor clave en la decisión final de compra.

Maria Jose Guerrero
Content Manager
Solicite una demo

Rastreador de precios de la competencia 24/7 para retailers y fabricantes