Monadic price test vs Price laddering technique

Solicite una demo

Dentro de la investigación de precios, los test monádicos y la técnica de price laddering tratan de conocer la sensibilidad al precio de los clientes. Ambas son técnicas de price research con las que evaluar los precios de los productos y servicios de un e-commerce y analizar cómo son percibidos por los usuarios. Sin embargo, dado que tienen una metodología diferente, tendrás que elegir una u otra según los objetivos de tu investigación y los recursos que le quieras destinar. Lo que sí comparten ambas técnicas de estudio es su propósito final: determinar la mejor estrategia de precios para el crecimiento del e-commerce.  


En qué consisten estas técnicas de price research 

Para seleccionar qué investigación de precios será más adecuada debes saber en qué consiste cada una. Ambas son encuestas que se hacen llegar a una muestra representativa de consumidores para que opinen sobre los precios de los artículos de la tienda. Por un lado, en los monadic price test se muestra a los encuestados un único concepto o producto con un único precio, y se les interroga sobre su intención de compra, generalmente con una pregunta cerrada del tipo “¿Cómo de probable es que compres este producto por este precio?”. Las respuestas suelen ir desde extremadamente probable a extremadamente improbable. 

En el caso de la price laddering technique, aunque el proceso comienza igual, con un único concepto y un único precio, si la intención de compra es inferior a la deseada se pide a los encuestados que reconsideren su opinión con precios sucesivamente más bajos. Es decir, se van mostrando precios cada vez más bajos hasta localizar el que los consumidores consideran más adecuado. El número de niveles a probar puede ser en teoría ilimitado, pero normalmente el proceso no se extiende más allá de tres precios por debajo del inicial. 

Price laddering

Ventajas e inconvenientes de los monadic price test

Los test monádicos se aplican generalmente cuando el e-commerce tiene un producto firmemente desarrollado y una idea bastante precisa de qué rangos de precios aplicar pero busca confirmarlo de forma empírica. Suelen ser considerados como la forma más exacta de medir la sensibilidad al precio, ya que cada encuestado ve sólo un precio y su opinión no se ve condicionada por ninguna distracción o estímulo externo. Al mismo tiempo, dada su sencillez, la encuesta se puede repetir varios meses más tarde para valorar si la percepción de los públicos ha variado. 

Su principal inconveniente es que es necesario disponer de una amplia muestra representativa, captar un amplio volumen de clientes dispuestos a participar. Esto se debe a que el público objetivo se divide en múltiples grupos y a cada grupo se le pregunta por un producto concreto. 

Price laddering technique para muestras más pequeñas 

Al contrario, la price laddering technique se puede aplicar a una muestra más reducida de usuarios, no es necesario un gran inversión en la captación de los participantes. Así, gracias a que cada persona evalúa varias opciones de precios, se obtiene mayor información a partir de un grupo más reducido de encuestados. 

La crítica más frecuente a este modelo es que las respuestas pueden estar sesgadas al enseñar a los clientes varios precios de forma consecutiva. Pueden verse condicionados tanto por las opciones de precio mostradas como por la repetición de la prueba hasta que identifican un precio que cumple con sus expectativas.
En cualquier caso, las preguntas directas sobre el precio pueden proporcionar una valiosa información sobre el interés que tienen los consumidores en tus productos y te pueden ayudar a identificar precios competitivos con los que optimizar las ventas. La combinación de la price research y una suite de pricing avanzada con la que monitorizar cómo cambia la oferta y adaptarte a ella conforman un gran tándem para potenciar el crecimiento del e-commerce.

Angela de la Vieja
Content Manager
Solicite una demo

Rastreador de precios de la competencia 24/7 para retailers y fabricantes