Maximiza las ventas de tus productos estrella a través del dynamic pricing

Solicite una demo

Las estrategias de dynamic pricing ya forman parte del roadmap de la gran mayoría de ecommerce y negocios online con venta directa. Sin embargo, una vez ya se ha implantado este modelo de ajuste de precios al mercado, hay un momento en el que parece que el crecimiento queda estancado. Es el momento de comenzar con la optimización de la estrategia. Y parte de esta optimización de la estrategia de dynamic pricing pasa por maximizar la venta de tus productos estrella.

Los conocidos como KVI (Key Value Items) y KVC (Key Value Categories) son todos aquellos productos y categorías que destacan en tu tienda online por generar más interés entre los usuarios y/o tener un alto poder de conversión. Saber cuáles son parece, a priori, una tarea sencilla. Sin embargo, optimizar la estrategia comercial para vender aún más, en ocasiones no lo es tanto.

Una estrategia de precios dinámicos puede ayudar a que los productos destacados de una tienda online multipliquen su conversión y, por ende, la ganancia del ecommerce, siempre manteniendo los márgenes de beneficio de cada producto, por supuesto.

Para hacer esta optimización de precio en tus productos más vendidos, hay tres pasos que no te debes saltar:

  1. Identificar cuáles son estos productos que van a empezar a ser reconocidos como VIP.

  2. Seleccionar el área de actuación sobre la que optimizar: por valor de la compra en función del usuario, modificar el precio según la región

  3. Establecer los valores porcentuales que van a permitir la fluctuación de precios en tu estrategia de dynamic pricing.

Este último paso será el que defina como tal tu estrategia de price intelligence. A este respecto, utilizar una herramienta especializada en gestión de precios resultará clave para hacer efectiva todas y cada una de las modificaciones planteadas.

Los cambios de precios en tus productos estrella pueden estar definidos por el seguimiento de los precios de la competencia, las ofertas puntuales por demanda y otras tantas casuísticas. No obstante, es fundamental contar con datos fiables y certeros sobre lo que sucede en el mercado para poder adaptar los precios de tus productos sin temor a incurrir en pérdidas.

Cómo seleccionar tus productos estrella

El pilar para hacer este tipo de optimización en pricing es reconocer con acierto los productos a los que se va a aplicar. En este sentido, podrás encontrarte con diversos tipos de productos clave en tu ecommerce:

  • Aquellos que más se venden porque cuentan con una alta demanda.

  • Los productos que tienen baja competencia y están bien posicionados dentro del ecommerce.

  • Productos que tienen la capacidad para aumentar el valor de tu ticket medio gracias a acciones de cross-selling.

  • Productos que dictan tendencias entre las compras de los compradores porque o bien llaman la atención por sí mismos o abren la puerta a la compra de otros artículos.

Generar una nueva estrategia de pricing para este grupo de productos te permitirá atraer más usuarios, mejorar el índice de conversión y batir a tu competencia.

Por otro lado, es importante que los productos estrella de tu ecommerce no sean confundidos con productos que experimentan un pico de ventas por otras razones. Si este se debe a la ausencia de stock en competidores o responde a una demanda inusual concreta, deberás considerar la optimización de pricing, pero fuera de los valores asignados a estos KVI.

Trucos para mantener optimizada tu estrategia de pricing

Una vez se han llevado a cabo las acciones para potenciar tus productos clave, es importante que la estrategia se someta a su propia revisión para mantenerla optimizada en todo momento. ¿La primera recomendación? Revisa cada cierto tiempo (de forma semanal o mensual, en función de las necesidades de tu ecommerce) cuáles son esos KVI en tu tienda online. Estos pueden variar por temporada, por lo que conviene que sean repasados y actualizados para maximizar siempre la venta de sus productos.

Además, también conviene tener en cuenta cuál es la actividad que el usuario mantiene con el producto antes de su compra. Así, mantén el foco en todo aquello que puede repercutir en la venta de este tipo de artículos, desde la ficha de producto del ecommerce hasta la forma de presentarlo como destacado en el catálogo, la home de la tienda online o las categorías a las que pertenece.

Una estrategia de pricing diferenciada sacará lo mejor de cada uno de los productos de tu catálogo online. Mantenla actualizada y, sobre todo, acércate al máximo posible a tu audiencia para saber qué demanda para potenciar tus ventas.


Angela de la Vieja
Content Manager
Solicite una demo

Rastreador de precios de la competencia 24/7 para retailers y fabricantes