La página de error 404 es una de las más temidas por cualquier vendedor online. Esta es la que se devuelve al usuario en caso de que esa página no exista, bien sea porque se ha eliminado, el producto ya no se vende o, simplemente, la dirección url está mal colocada en un enlace, por ejemplo. A priori, esta es una de las páginas de soporte clásicas; nada más lejos de la realidad, hay formas de explotar los errores 404 en un ecommerce para rascar hasta la última oportunidad de venta.

En línea con esta afirmación, hay que situar que, precisamente, el reto de estas páginas está en despertar y mantener el interés del usuario que, sea por la razón que fuere, ha aterrizado en una de estas páginas de error.

Sobre las páginas de error 404 hay que tener en cuenta tres pilares:

  1. El diseño

  2. El contenido

  3. Las alternativas

Atendiendo al diseño, cada vez son más los ecommerce que se suman a la tendencia de imprimir en la página de error 404 parte de su esencia. Y es que la apariencia es uno de los puntos fuertes cuando de personalizar la página de 404 se trata. La intención es que el usuario sienta en este tipo de landing page que continúa estando dentro de la tienda, disminuir la sensación de incertidumbre ante el error y, por qué no, incluso darle un toque de humor.

Tanto es así, que ya hasta existen diseñadores web especializados en esta tarea. Incluso existen canales inspiracionales y cuentas de la red social Instagram que recogen ejemplos de lo más original.

Por lo que respecta al contenido, en este caso se trata de pulir el mensaje y, ante todo, no responsabilizar al usuario del error. Parece improbable pensar que se podría llegar a dar este caso, pero en más de una ocasión, no escoger las palabras adecuadas puede crear en el cliente potencial la sensación de haberse equivocado él en su camino, de forma que su siguiente acción (en un alto porcentaje de ocasiones) sea la de marcharse del ecommerce.

Es importante que a la hora de decidir el copy que va a acompañar a la creatividad destacada de la página de error 404 tengamos en cuenta el tono que queremos que transmita la marca. Desenfadado, más formal, cercano, con un mensaje divertido… En cualquier caso, lo verdaderamente importante es explicarle qué ha sucedido (no todos los usuarios son informáticos) y qué opciones se le proponen. Alejarse del clásico ‘Error 404 – Page not found’ ya es un acierto; hacerlo con estilo, gracia y utilidad para el usuario, hará que marques la diferencia.

¿Y en cuanto a sacar partido a esta página? Tal y como mencionábamos antes, es importante conocer de primera mano qué acción queremos que realice el cliente cuando se da este caso para saber qué alternativas se le ofrecen. ¿Qué opciones existen?

  • Proponer la visita a una página similar si es posible su identificación por parte de la web.

  • Enlazar una sección destacada dentro del ecommerce de especial interés para el negocio

  • Ofrecer la visita a la página de categoría asociada a la que no se ha podido encontrar.

  • Contactar con el servicio de atención al cliente del ecommerce (que permitirá, a su vez, sembrar la prospección de posibles leads).

  • Volver a la home, simple y llanamente.

Todas estas opciones permiten al ecommerce encontrar una nueva oportunidad de venta. En una suerte de paralelismo con el abandono de carrito, recuperar un usuario que se ha perdido navegando por la tienda puede tener incluso más valor por el apoyo y soporte que supone para el potencial cliente.

La propuesta de opciones que tiene el usuario ahora que ha aterrizado en una página que no existe dentro de la tienda es responsabilidad del propio ecommerce. Ponérselo fácil al usuario ha de ser la máxima a la hora de hacer esta elección. No obstante, también es necesario un ejercicio de reflexión previa por parte del equipo de marketing y ventas, que debe aplicar al máximo las técnicas de user experience para alcanzar los objetivos del negocio.


Solicite una demo

Rastreador de precios de la competencia 24/7 para retailers y fabricantes