Uno de los principales retos de un ecommerce que se enfrenta a la expansión o a la internacionalización es el escalado de los precios de su catálogo. Ya en otras ocasiones hemos hablado de lo importante que es gestionar esta nueva estrategia de precios localizados, adaptada al mercado al que se dirige la tienda online, pero hay tantos otros factores que han de tenerse en cuenta a la hora de hacer esta trasposición.

Las técnicas de escalado de precios en ecommerce permiten controlar en todo momento cuál es el margen que ha de aplicar la tienda para mantener su beneficio allá donde va a empezar a operar o vender. ¿Y en qué se basan? En tener en cuenta cuáles son todos esos nuevos costes en los que va a incurrir la tienda online y que se derivan del propio movimiento de expansión.

Ante todo hay que prever que este escalado de precios no tiene por qué afectar a todo el catálogo de productos. En contra de la idea general de que se han de modificar todos y cada uno de los puntos de la estrategia de pricing de la tienda, el escalado de precios en ecommerce puede afectar únicamente a un número determinado de productos. Estos serán los que representen en mayor medida estos costes extra en función de sus propias características.

¿Qué hay que tener en cuenta a la hora de hacer el escalado? En primer lugar se encuentran las tarifas por exportación e importación en cada mercado, así como los gastos de transporte que implica el traslado de productos de un lugar a otro. A continuación, se deberán analizar los impuestos y cargos extra que conlleva la venta directamente. Por último, será necesario contar con los nuevos costes de estructura si es necesario ubicar los producto en un almacén.

Todos estos factores son los que van a definir el porcentaje de escalado de precios al internacionalizar un ecommerce. Para muchos expertos, la virtud se encuentra en la capacidad de adaptar la estrategia manteniendo el margen propio de la competencia en el nuevo mercado. De esta forma será posible conocer de qué partidas o campos es posible hacer la reducción de costes. Un software de monitorización de precios de la competencia tan completo como el de Minderest es la solución perfecta para conocer cuál es la estrategia que sigue la competencia antes de aterrizar en otro país. Con esta herramienta se puede conocer perfectamente cómo afectan los costes y gastos de cada uno de ellos y saber en qué puntos puede ser más competitivo nuestro ecommerce.

 

¿Cómo suavizar el escalado de precios?

Por supuesto, la primera alternativa que surgirá alrededor de cómo evitar esta operación, es no verse en la necesidad de emplearla. Si el ecommerce limita sus ventas al mercado local, no tendrá que enfrentarse al escalado de precios.

No obstante, si no cabe la renuncia a esta expansión, hay otros recursos que pueden tenerse en cuenta:

  • Localizar mercados con reglamentación afín para abaratar el coste de exportación, por ejemplo.

  • Prevenir el efecto con los proveedores del ecommerce situando cláusulas de renegociación de costes cuando la empresa se enfrente a este proceso de expansión internacional. En estos casos, la tienda tendrá la capacidad para reajustar los costes y evitar que se disparen, de forma que su escalado de precios le permita seguir siendo competitivo en los nuevos mercados.

  • Incorporarse al mercado a través de un tercero gracias a un acuerdo de colaboración que permita, en primera instancia, dar a conocer la marca y evitar el tentativo gasto de aterrizar en un mercado de nuevas.

  • Seleccionar únicamente para la expansión los productos del catálogo que pueden favorecer esta primera etapa de expansión para situar la marca y establecer un colchón de reconocimiento.

El escalado de precios es una operación necesaria cuando se pretende adentrarse en nuevos mercados. No obstante, esta no debe ser una operación arriesgada, ya que existen opciones para realizarla de forma gradual y dando pasos lo más certeros posible.


Solicite una demo

Rastreador de precios de la competencia 24/7 para retailers y fabricantes