Inbound Marketing, la clave para mejorar los resultados de tu eCommerce

Solicite una demo

El Inbound Marketing es considerado tendencia en el mundo online, esta estrategia tiene como objetivo atraer a clientes potenciales ofreciéndoles contenido de valor a través de redes sociales, motores de búsqueda o blogs. Su característica diferencial se basa en que el usuario es el que se acerca en busca de información valiosa para resolver sus problemas y satisfacer sus necesidades, por lo que no se trata de un método agresivo para el consumidor. Además, aplicando esta estrategia de Marketing, a diferencia de la publicidad tradicional los clientes no perciben que el fin es conseguir ventas.

Etapas de la metodología Inbound

  1. Atracción de tráfico: en esta etapa inicial hay que conseguir que los usuarios lleguen a nuestros medios digitales por encima de los de la competencia, esto se consigue añadiendo a los mismos contenido de calidad que consiga atraer a los consumidores y así aumentar el tráfico de nuestra web. No buscamos cualquier tipo de tráfico, sino que queremos atraer a nuestros potenciales clientes, es decir, nuestro Buyer Persona, ¿Qué es un Buyer Persona? Se trata de una persona ficticia que representa nuestro comprador ideal. Para investigarlo, debemos analizar todas sus características: edad, sexo, profesión, datos demográficos, poder adquisitivo, comportamientos, hábitos de búsqueda, hábitos de compra, etc.
  2. Generación de leads: en esta etapa buscamos conseguir que los usuarios que hayan entrado a nuestra web se acaben registrando. Es necesario contar con un reclamo de valor que resulte atractivo para que los usuarios que visiten nuestra web se dispongan a rellenar un formulario, dejándonos así su información de contacto. Existen numerosos elementos para conseguir dicha información, por ejemplo popups, cajas de suscripción, landing pages o lightbox entre muchos.
  3. Vender: cuanto más alto sea el número de personas atraídas hacia tu eCommerce, el número de clientes aumentará de manera proporcional, es decir, si el número de usuarios de tu web aumenta, la probabilidad de que consigas nuevos clientes también se incrementará considerablemente. Para ello deberás hacer sentir al usuario que es único, que se sienta importante para la compañía y no un número de facturación. Por ejemplo ofrecerles descuentos especiales y personalizados.
  4. Fidelizar: en último lugar y sin duda la parte más importante, hay que trazar una estrategia para ir fidelizando al cliente tras su compra, punto que muchas compañías olvidan y que da lugar a la pérdida de interés de los clientes, para conseguir fidelizarlos es necesario medir la satisfacción de todos los clientes, de esta forma podemos buscar soluciones para evitar perderlos.

Y por último, ¿hemos conseguido los objetivos marcados? sólo un buen análisis nos dará respuesta a esta pregunta, ayudándonos a conocer qué acciones tienen más éxito, que podemos realizar para incrementar las ventas, así como técnicas para captar nuevos clientes.


Inbound Marketing
Angela de la Vieja
Content Manager
Solicite una demo

Rastreador de precios de la competencia 24/7 para retailers y fabricantes