Nuevos sistemas de pago que puedes implementar en tu ecommerce

Solicite una demo

Contar con sistemas de pago seguros y a la vanguardia del comercio electrónico es un factor clave para el desarrollo de un ecommerce. De hecho, la elección de unas opciones frente a otras alternativas influye tanto en el rendimiento de la compra como en la imagen de la tienda frente a sus potenciales compradores. En vista del generoso aumento de la compra online en casi todo el mundo, las plataformas y gestores de pasarelas de pago continúan innovando y produciendo nuevos productos de este tipo que faciliten la gestión a las tiendas online.

Vamos a ver cuáles son los elementos en los que se centran estas actualizaciones y algunos ejemplos de estos nuevos sistemas de pago para ecommerce.

¿En qué afecta la elección del sistema de pago a un ecommerce?

Antes de nada, recapitulemos sobre la importancia que tiene la pasarela de pago de un ecommerce. Obviamente, este es el sistema que permite a cualquier tienda online confirmar la venta de sus productos o servicios en el mismo momento en que el usuario desea hacer el pedido, emulando a la compra en un establecimiento físico y con independencia de tener que realizar otras acciones a posteriori.

Este juega un papel fundamental como uno de los partners clave de un ecommerce, tanto por el servicio que ofrece a la tienda como por ser un elemento clave en la imagen que proyecta al usuario. A día de hoy, un consumidor digital está tan preocupado por el vaivén de precios como por la seguridad y transparencia que ofrecen las marcas a las que compra. Y en este sentido, confiar en que su dinero va a llegar a buen puerto y que puede realizar su operación sin correr riesgos es un plus que ya se ha convertido en el estándar de la compra online.

Protocolos de seguridad web como el HTTPS, la doble confirmación antes de la compra o plataformas de pago seguro como PayPal ya forman parte de la mayor parte de las tiendas online más exitosas.

Pasarelas de pago bancarias para ecommerce

Con los cambios que se han producido durante los últimos años en el paradigma de venta general, los bancos han tenido que convertirse en impulsores de nuevos sistemas que sea adapten a lo que ahora necesitan sus clientes: las tiendas online. El famoso TPV ha dejado paso a TPV virtuales y, con ellos, sistemas de pago propios que nada tienen que envidiar a otras plataformas independientes.

En España, entidades de referencia como BBVA, Banco Santander y LaCaixa se han preocupado estos últimos años por ofrecer productos innovadores en este sentido, con el desarrollo de plataformas completas y seguras tanto para los ecommerce como para sus usuarios finales.

Por otro lado, la aparición de entidades cien por cien digitales ha impulsado más aún si cabe la preocupación por estos productos. Sin duda, este se ha convertido en uno de los puntos fuertes de las secciones dedicadas a empresas y pymes dentro de cada banco.

Medios de pago virtuales, ¿qué hay de nuevo?

Cuando hablamos de medios de pago los diferenciamos de las entidades bancarias porque son plataformas completamente independientes que operan únicamente como intermediario de la transacción, aportando seguridad y garantías durante el proceso.

Las más conocidas en este campo de forma global son PayPal, Redsys y Stripe. No obstante, existen nuevas vías de exploración para los ecommerce, centradas, sobre todo, en el pago a través de smartphone.

Casi el 80% de la navegación de usuarios digitales experimentados se produce a través de dispositivos móviles; de este porcentaje, una gran mayoría se realiza a través del propio smartphone, que ya forma parte inherente a las manos de casi todos nosotros. Por ello, grandes marcas de consumo y otras tecnológicas ya ofrecen sus propios sistemas de pago para ecommerce.

Ejemplo de ello son cuatro de las grandes: Apple Pay, Samsung Pay, Google Pay y Amazon Pay. Todas de distinta índole, pero con el mismo objetivo: facilitar y asegurar las garantías de compra de los usuarios para que las tiendas online no pierdan ni una venta.

Actualmente, la integración de estas plataformas de pago depende, en gran medida, de las comisiones que aplican o con limitaciones tecnológicas con el servidor o con el banco. De ahí que una de las principales recomendaciones para los ecommerce hoy en día sea la de contar con varias opciones de pago.

Además, es importante tener en cuenta el canal desde el que se realiza la venta. Así, por ejemplo, si la transacción se realiza a través de redes sociales, ya se puede contar con una pasarela de pago directa y segura a través de sí misma. Es el caso de Facebook e Instagram, que ya permiten generar ventas de forma directa sin salir de la aplicación.

Gracias a esta característica, quedará de la mano de los potenciales compradores elegir la que mejor se ajuste a sus necesidades o a su tipo de compra, permitiendo flexibilizar la venta a lo que demande en cada momento. Por otra parte, mejorará las oportunidades del ecommerce mientras mantiene su ratio de ganancias en buen lugar.


Nuevos sistemas de pago
Angela de la Vieja
Content Manager
Solicite una demo

Rastreador de precios de la competencia 24/7 para retailers y fabricantes