Cómo reducir la tasa de rebote y el tiempo promedio en tu e-commerce

Solicite una demo

La tasa de rebote o porcentaje de abandono de usuarios cuando entran en una página web y el tiempo promedio que permanecen esta, proporcionan información extremadamente valiosa acerca del rendimiento de tu sitio web y la experiencia del usuario. De media, un usuario necesita tan solo unos segundos para decidir si permanecer en una web o por lo contrario irse, convirtiendo a este periodo tan fugaz en clave para convencerlos de que se queden.

¿Cuáles son las cifras ideales?

Muchos factores influyen en la tasa de rebote y el tiempo promedio en una página, como son el tipo de sitio web y el contenido ofrecido. Algunos especialistas en marketing indican que el tiempo promedio es de entre 2-3 minutos, aunque puede que no parezca mucho, este es suficiente para que el usuario lea contenido e interactúe con la web, sin embargo, debido a que esta cifra es una métrica promedio, debemos tener cuidado y no confiar en este número sin más contexto y atender a otros factores.

Para los e-commerce la tasa de rebote debe apuntar a una cifra inferior al 40%. Si está por encima del 55%, definitivamente deberás buscar los motivos por las cuales los navegantes abandonan tu web y cómo mejorarlo. Una baja tasa de rebote será un indicativo del contenido es muy atractivo, pero ojo una tasa inferior al 20% podría ser un indicativo de que existe un error en el análisis de tu sitio, como una etiqueta duplicada.

Qué hacer si tus métricas no son las óptimas

  • Comprueba la velocidad de carga de tu página: Si tu web tiene muchas fotos con una resolución alta, puede que tarde mas en cargar, acabando con la paciencia de muchos usuarios.
  • Facilita la navegación: el menú principal, deberá aparecer en todas las páginas de la web (excepto en la landing pages).
  • Tu página de inicio debe de ser clara y que sirva para canalizar a los usuarios: tiene que decirle a la gente para qué están aquí y adónde deben ir.
  • Revisa que el contenido sea atractivo y relevante: apuesta por párrafos cortos para que la lectura no se haga muy pesada.
  • Revisa el SEO:  “keywords”, “meta descriptions” y los títulos.
  • No uses “pop - ups”: resultan desagradables al usuario, aunque si aún así necesitas recurrir a ellos, los “pop ups” que aparecen cuando la web detecta intención de salida, serán la mejor opción.
  • Asegurate que el blog de tu web no está abandonado y que se crea contenido regularmente.
  • Prueba incluir “long tail keywords”: pequeñas frases de de 4 a 5 palabras que aunque reciban menos búsquedas mensuales, estas son más descriptivas y fáciles de clasificar y, lo mejor de todo, generarán el tipo correcto de tráfico a tu sitio web.
  • Incluye a través de tu sitio web botones CTA o llamada a la acción: para motivar “clicks”.

Sin duda, trabajar en la tasa de rebote y el tiempo promedio en la página mejorará notablemente tu SEO.


Reducir tasa rebote
Angela de la Vieja
Content Manager
Solicite una demo

Rastreador de precios de la competencia 24/7 para retailers y fabricantes