La monitorización de la competencia es una tarea fundamental para toda marca y tienda online. Conocer de primera mano lo que hacen otros vendedores y competidores permite a un negocio posicionarse dentro del mercado en las mismas condiciones y afianzar su clientela. Sin embargo, no solo es importante tomar como referencia las variaciones en los precios, sino que existen otros factores a tener en cuenta para monitorizar a la competencia y mejorar las posibilidades de nuestra propia marca.

A la hora de analizar la competencia de una marca o tienda online es imprescindible saber cuál es la relación que existe con los usuarios. Al fin y al cabo estos son los que le permiten sobrevivir gracias a sus compras. En esta percepción influye tanto la presentación de los productos como la conexión con los clientes y potenciales compradores.

En primer lugar, en cuanto a la presentación del producto, es imprescindible estar al tanto de las novedades o corrientes estéticas que le permiten al usuario hacerse una idea lo más real y cercana posible de lo que va a comprar. En este sentido, la ficha de producto de un ecommerce se vuelve vital, ya que necesita contener toda la información sobre él, además de una vista completa de sus características. La fotografía de producto 360° es un claro ejemplo de cómo la necesidad del usuario ha generado una nueva forma de plantear el catálogo de marcas y retailers.

En consonancia con la imagen, el contenido. ¿Qué tipo de contenido crea la competencia para llegar al usuario? ¿Cómo puede mejorarse? El contenido es una pieza clave en la experiencia de usuario y un factor que, a todas luces, interviene en la toma de decisión final. Hay que tener en cuenta que el sector y el tipo de producto van a delimitar en buena forma qué contenido es el más coherente en cada caso. Una vez realizado el benchmarking de la competencia, el verdadero reto está en aportar una visión fresca y renovada para aumentar el valor añadido a la compra. Además, es imprescindible alinear la estrategia de contenido, e incluso el pricing, al customer journey, a cada una de las fases por las que pasa el usuario antes de efectuar la transacción.

Por otro lado, también es necesario tener en cuenta cuál es la relación directa entre la empresa y los usuarios. A día de hoy, la interacción a través de canales sociales es la que permite construir una comunidad en la que crear la reputación online de una marca. A la hora de monitorizar a la competencia, es necesario conocer:

- La identidad verbal de marca que le ayuda a conectar con sus potenciales clientes.

- Las acciones que lleva a cabo para fomentar la creación de comunidad.

- La línea de contenido creada para impulsar la conexión con su audiencia.

- La atención al cliente online que ofrece la marca a través de sus canales sociales.

Además,  es importante también situarse en el lugar del usuario para ganar amplitud en su perspectiva. Conocer sus reacciones y cuál es su opinión sobre cada una de las compañías puede ayudar a una marca a identificar y señalar cuáles son los puntos fuertes y de mejora para potenciar por su parte. Una forma práctica de acceder a esta información es bucear por foros y leer los comentarios de todo tipo que pueden encontrarse directamente en la web.

Por último, en aproximación a la parte económica del negocio, para hacer la monitorización de precios de la competencia es recomendable contar con una herramienta de software que haga posible el rastreo y organización automáticos. Gracias a herramientas específicas de dynamic pricing es posible conocer cuál es el funcionamiento de la estrategias de precios de la competencia y adaptarse a ellos según parámetros personalizados.

Solicite una demo

Rastreador de precios de la competencia 24/7 para retailers y fabricantes