Términos para medir la conversión en tu ecommerce

Solicite una demo

Por lo general, cuando se habla de conversión en ecommerce, blogs y otros portales expertos se centran en situar todo el peso en la ficha de producto, sus descripciones, la gestión del catálogo… Sin embargo, por extraño que parezca, no se suelen tratar conceptos quizás más básicos, pero igual de necesarios. ¿Cómo saber si lo más importante en tu ecommerce es el coste por venta o por usuario? ¿Has oído hablar alguna vez del ePC?

Los grandes marketeros saben situar a la perfección cuáles son los indicadores clave para medir la conversión en tu ecommerce. Sin embargo, consideramos imprescindible hacer un repaso sobre ellos para entender a la perfección cuál es el que cobra especial relevancia en cada caso.

Lo primero que hay que tener en cuenta es cómo se define la conversión en cada ecommerce. En este sentido, cabe entender que, para cualquier ecommerce, conversión es igual a venta. Sin embargo, puede coexistir con otros términos de conversión aplicados a sus acciones de marketing o a fomentar la relevancia y posición de su ecommerce. Veamos cuáles son todos estos términos y por qué no deben confundirse unos con otros..

- CPC. Es el Coste Por Clic (‘cost per click’). En este caso, es un indicador relacionado directamente con acciones de marketing y publicidad. En un ecommerce puede utilizarse como factor de conversión por cada visita a un producto concreto, por ejemplo, o si la venta se realiza a través de una landing page diferenciada.

- EPC. Es la ganancia por clic (‘earning per click’). En relación con el término anterior, son los ingresos netos que obtiene el ecommerce por cada clic que hace un usuario en su producto.

- CPA. El Coste Por Adquisición (‘cost per adquisition’). Es un factor de pago a terceros por las ventas generadas con un acción. En este caso, también habría que aplicarlo al ecommerce teniendo en cuenta sus acciones de marketing o publicidad.

- CPL. El clásico Coste por Lead (‘cost per lead’). Aquí estaríamos hablando del coste por generación de un registro o contacto. Si bien es cierto que no es el más común en ecommerce, es un indicador muy habitual en negocios online de servicios, por ejemplo. No obstante, en el marco de un ecommerce de venta directa, el CPL puede convertirse en un indicador de referencia para conocer el interés de la audiencia por su marca.
En este sentido, la generación del lead podría ser la suscripción a un servicio gratuito del ecommerce, el registro como usuario, la solicitud de información…

- CPM. Es el Coste Por Mil Impresiones. Este último indicador es el que más íntimamente se encuentra relacionado con el modelo publicitario digital. En este caso, se trata de un sistema de cobro en el que se paga a un soporte por mil impresiones de un anuncio, independientemente de si existe conversión a venta o no. En este caso, para ser utilizado por un ecommerce, sería necesario usarlo junto con otro que permita analizar el éxito a venta de esta acción publicitaria. Definitivamente, no es un indicador de referencia para la conversión de un ecommerce como tal.

En definitiva, lo que hay que comprender es que la tasa de conversión del ecommerce la marcará la relación entre el KPI definido como clave y el número de visitas. Tanto si es la generación de leads como la finalización de la compra, la tasa de conversión reflejará la capacidad de la tienda online o marca para conseguir sus objetivos.


Solicite una demo

Rastreador de precios de la competencia 24/7 para retailers y fabricantes