Qué es y cómo afecta el bullwhip effect a los precios

Solicite una demo

El bullwhip effect o efecto látigo es un desajuste en la estimación de la demanda que se prolonga a lo largo de la cadena de suministro de un e-commerce. Se genera cuando una imprecisión o error en la previsión de la demanda en un punto de la cadena de suministro va en aumento a medida que esta se aleja del consumidor final. Este error exponencial puede provocar problemas en la venta y distribución de los diferentes productos y afectar a la rentabilidad de la empresa. Al mismo tiempo, el bullwhip effect mantiene una relación bidireccional con la estrategia de precios del e-commerce, es decir, los precios de venta pueden provocar que el efecto látigo aumente o disminuya y, a su vez, las variaciones en este efecto pueden conducir a cambios en los precios. Te lo explicamos en detalle a continuación. 

En un ejemplo para verlo de forma más gráfica, el efecto látigo se produce cuando: 

  • La previsión de la demanda del consumidor son 10 unidades. 
  • El comerciante pide 15 unidades por si la demanda aumenta. 
  • El distribuidor pide 20 unidades.
  • El fabricante compra material para hacer 40 unidades con el fin de abaratar costes. 

Resultado: se van a vender entre 1 y 10 unidades y se han fabricado 40 que no van a salir al mercado en un corto plazo de tiempo. Y el problema crece si mes a mes se sigue aumentando la diferencia entre la demanda real y el stock de productos disponible a lo largo de la cadena de distribución. 

Este desajuste puede ocasionar desde problemas de inventario y exceso de producción, hasta sobrecostes por alquiler de maquinaria u horas extra del personal. Así como, en el caso contrario, si la estimación errónea se realiza a la baja, se puede producir una rotura de stock que deje al e-commerce sin existencias, momentos de baja producción por parte de los fabricantes y retrasos logísticos que afecten a los consumidores finales. Esta es la situación que se ha dado en el comercio internacional en 2021 y que ha provocado desabastecimiento de productos electrónicos como tarjetas gráficas, ordenadores o videoconsolas, como Playstation 5.


¿Cuál es el papel de los precios en el bullwhip effect? 

Por un lado, las variaciones en los precios es uno de los factores que puede provocar un incremento del efecto látigo. En este sentido, cuando un e-commerce pone en marcha una campaña de ofertas es probable que la demanda aumente en base al porcentaje de descuentos. Así mismo, un aumento de los precios puede generar un mayor rechazo de los clientes a adquirir los productos y reducir la demanda. Por ello, es esencial conocer el grado de elasticidad de la demanda de cada producto y mantener una comunicación fluida con todos los agentes de la cadena de suministros, garantizando que están al tanto de los cambios estimados en la demanda. 

Por el lado contrario, en los casos en que se genera una sobreproducción de stock, una forma de controlar y revertir el bullwhip effect será reducir el precio de los artículos para generar un mayor interés en comerciantes o en clientes finales, según donde se encuentre localizado el exceso de productos.

el papel de los precios en el bullwhip effect

Otras causas del efecto látigo en la cadena de suministro 

Además de los precios, hay otras causas que pueden provocar un desajuste en la previsión de la demanda a lo largo de la cadena de suministro. Las más relevantes son: 

  • Transferencia de información errónea o lenta entre los diferentes agentes de la cadena de suministro. 
  • Creación de existencias de seguridad incoherentes con el nivel de demanda. Las existencias de seguridad son los productos extra solicitados en previsión de un aumento de los pedidos. Aunque cumplen una función útil, deben ir acorde con la demanda estimada. 
  • Previsiones erróneas por parte de alguno de los integrantes de la cadena de suministros. 
  • Situaciones inesperadas de alta demanda. Como ocurrió al inicio de la pandemia de COVID-19, cuando no se podía predecir que se agotarían muchos recursos de primera necesidad. 
  • Falta de confianza en la precisión de los pedidos que llegan del resto de agentes implicados en la venta. 

Para evitarlo, junto con la necesaria comunicación interna, es recomendable equilibrar los inventarios, evitar ir de pico de demanda en pico de demanda, y homogeneizar la estrategia de precios para que el comportamiento de los consumidores sea más o menos estable. Para ello, puedes implantar una suite de pricing con la que fijar los precios más adecuados en cada momento en base a las necesidades del mercado y conservando tu margen de beneficio.

Maria Jose Guerrero
Content Manager
Solicite una demo

Rastreador de precios de la competencia 24/7 para retailers y fabricantes