Estrategia de precios: errores más comunes

Solicite una demo

Definir una estrategia de precios adecuada para tu e-commerce es un paso crucial para la optimización de las ventas y la futura consolidación de la empresa. La incorporación al mercado de nuevos productos con precios poco competitivos puede afectar a la rentabilidad del negocio y dañar la imagen de marca. Para evitarlo, en primera instancia puedes realizar un análisis de los precios de la competencia para tener una imagen general de la situación del mercado. Una vez en materia, te recomendamos evitar los siguientes errores comunes en la fijación de precios para favorecer el crecimiento de tu e-commerce.


1.- Optar por precios bajos 

Aunque la fijación de precios por debajo de la media del mercado puede resultar atractiva para los usuarios en marcas de nueva creación, lo que se conoce como precios de penetración, a la larga puede constituir un riesgo para el e-commerce. Estos precios generan un bajo margen de beneficio que ralentiza el crecimiento de la empresa. Al mismo tiempo, si los clientes se habitúan a determinados precios, no van a estar satisfechos con una subida y recurrirán a otras marcas competidoras.

Por el contrario, sí puede resultar una buena práctica comenzar con precios similares o superiores a los de la competencia al tiempo que planificas diferentes campañas de ofertas acorde con tus objetivos de mercado. Siempre que haya un pretexto, ya sean las rebajas de verano o una liquidación de stock, se pueden aplicar descuentos a los precios para fomentar la captación de un mayor número de clientes. Recuerda incidir en que se trata de algo temporal y que, después del tiempo estipulado, se recuperarán los precios anteriores. 

2.- Limitar las opciones de compra del consumidor 

¿Por qué ofrecer a los clientes un solo precio? Limitar la capacidad de decisión de los usuarios reduce las posibilidades de compra, mientras que, al ofrecer diferentes opciones a diferentes precios estamos creando nuevas necesidades que el usuarios no sabía que tenía. Hablamos por ejemplo de la posibilidad de vender los productos por unidades, reduciendo el precio a medida que la cantidad aumenta, o de la venta de productos en packs a un precio unitario ligeramente más bajo.  

Por otro lado, también se pueden incorporar productos similares pero de distinta calidad o categoría, de tal forma que sea el usuario quien escoja cuál le compensa más en términos de calidad-precio. Esto te permite llegar al mismo tiempo a dos segmentos de tu audiencia.

Errores comunes precios

3.- No actualizar los precios del e-commerce 

Mantener los precios estáticos durante un periodo más o menos largo de tiempo provocará que la competencia supere en ventas a tu e-commerce al adaptarse más rápidamente a los cambios en los hábitos de los consumidores. En el mercado online los precios deben ser dinámicos y ajustarse continuamente a la oferta y la demanda, en caso contrario, te puedes quedar atrás. Más aún en los marketplaces. El ejemplo más claro lo encontramos en Amazon, donde los precios de los productos pueden cambiar varias veces en un solo día. Esta estrategia se consigue a través del dynamic pricing, fórmula que agiliza la toma de decisiones. 

Para evitar estos errores y llevar un control exhaustivo de los precios de los diferentes productos y servicios de tu e-commerce, una buena opción es disponer de una completa suite de pricing. Estas herramientas online permiten recopilar y gestionar toda la información de interés acerca de la propia empresa y de los competidores para así realizar una adecuada fijación de precios. 

Pide aquí una demo.

Solicite una demo

Rastreador de precios de la competencia 24/7 para retailers y fabricantes