Qué son los precios geográficos y cómo aplicarlos

Solicite una demo

Una estrategia de precios geográficos se basa en la fijación de diferentes precios para los mismos productos según la zona geográfica del comprador. Esta táctica permite a los e-commerce adaptarse mejor a las necesidades de cada mercado con el fin de mejorar el nivel de satisfacción de los usuarios y mantener su margen de beneficios. Desde Minderest te explicamos cómo implementar los precios geográficos en tu negocio para que puedas valorar la idoneidad de incorporarlos a tu estrategia global de pricing.


Contextos en que aplicar los precios geográficos 

La estrategia de precios geográficos se puede aplicar, en primer lugar, según el willingness to pay de los consumidores de una determinada región, es decir, según el máximo precio que estén dispuestos a pagar por artículos de la misma categoría. De esta forma, el precio de un mismo producto va cambiando acorde con lo que los usuarios de cada área o país esperan.

Este precio máximo que los clientes están dispuestos a pagar varía además en base a su salario, clase social y necesidades. A modo de ejemplo, el precio del McDonald’s, a pesar de ser una cadena internacional, es más alto en los países del norte de Europa debido a su mayor poder adquisitivo. Por ello, es esencial realizar un detallado estudio de mercado para determinar el tipo de target de cada región previamente a la fijación de precios. 

Por otro lado, los e-commerce también pueden modificar los precios en las diferentes áreas geográficas en línea con la demanda y la competencia. Así, en un mercado con una alta competitividad los precios serán más ajustados que en zonas o países en los que tu producto sea exclusivo o tenga muy pocos competidores. 

Ajustes de precios según los gastos de envío 

Los precios geográficos también se pueden aplicar para compensar los gastos de envío a regiones más alejadas de la zona de producción, en el caso de fabricantes, de centros logísticos, o de vendedores finales. Así, un aumento de los precios de venta permite mantener los mismos gastos de envío para el cliente y el mismo margen de beneficio para el e-commerce. En el caso contrario, unos gastos de envío elevados pueden conducir a los usuarios a comprar en tiendas locales o más cercanas. 

A este beneficio se suma el prestigio que se lleva la tienda online al contar con reparto en múltiples regiones o estados, además de la posibilidad de contar con un mayor volumen de potenciales clientes.

La importancia de monitorizar los precios de la competencia

La importancia de monitorizar los precios de la competencia 

A la hora de implementar una estrategia de precios geográficos también es importante conocer los precios de la competencia en las regiones en las que quieres comenzar a vender o mejorar tu posicionamiento. Dados los beneficios de esta estrategia de pricing, es posible que tus competidores también la apliquen a nivel nacional o internacional, por lo que debes conocer todos sus precios para ofrecer a los clientes una opción competitiva y atractiva. 

Con ayuda de las herramientas de pricing más avanzadas puedes monitorizar los precios de los competidores y segmentarlos por códigos postales para tener una visión global de los cambios aplicados por cada empresa en cada región. A su vez, recogen información acerca de gastos de envíos y tiempos de entrega de cada competidor, datos clave para optimizar el servicio ofrecido a los clientes y garantizarles una mejor experiencia de compra. De esta forma podrás definir la estrategia de precios geográfica más adecuada para tu e-commerce y para tus potenciales clientes.

Maria Jose Guerrero
Content Manager
Solicite una demo

Rastreador de precios de la competencia 24/7 para retailers y fabricantes