¿Es posible monitorizar los precios offline de tu competencia?

Solicite una demo

Sí. Dado que los precios tienden a ser diferentes online y en tienda física, monitorizar los precios offline no solo es posible sino que es necesario. Las empresas que compiten también fuera de la red, necesitan conocer las estrategias de pricing de las marcas relevantes para su público objetivo. Anteriormente, herramientas como encuestas de mercado o la investigación en medios de comunicación permitía, poco a poco y de forma muy lenta, recabar información sobre los precios de los competidores. Hoy, contamos con softwares que facilitan la recogida de datos y la toma de decisiones. 


Un ejemplo es InStore™, la primera App del mercado para el chequeo de la competencia en tienda física. Esta aplicación permite consultar el precio de cada producto de la competencia, así como segmentar por tienda, código postal e incluso comparar estos precios con sus equivalentes online. Pero esto no significa que todo el trabajo esté hecho. Para poder obtener la máxima rentabilidad de herramientas como esta primero debes seguir los siguientes pasos

Monitorización de precios offline

1.- Define tu imagen de marca 

Antes de lanzarte a comparar precios identifica las características que van a definir tu imagen de marca. Determina cómo quieres presentarte delante de tus clientes, si como una empresa de precios bajos y ofertas continuas o una tienda exclusiva orientada a un target determinado, entre otros. El carácter del negocio marcará quiénes van a ser tus competidores directos y hasta dónde estás dispuesto a modificar tus precios para aumentar tus ventas, con sus consiguientes riesgos, como la posibilidad de devaluar la marca si tiendes a los precios bajos pero mantienes una estética refinada. Estos límites no tienen por qué condicionar el lanzamiento de campañas de descuento en momentos determinados. 

2.- Selecciona tus principales competidores 

En el comercio offline cobra una mayor importancia la cercanía de los compradores al establecimiento, por ello la monitorización de precios debe estar protagonizada por las tiendas de la misma zona, código postal, provincia, etc… Son las empresas locales las que suponen una amenaza para tu crecimiento. Así, a diferencia de la competencia en ecommerce, donde cualquiera con envío nacional o internacional es un adversario, en tienda física el rastreo se puede circunscribir a una muestra de competidores

A la hora de realizar esa selección también puedes tener en cuenta factores como la reputación de las otras marcas o, si tienen tienda online y redes sociales, su posicionamiento y visibilidad entre públicos objetivos de tu interés. 

3.- Decide cuándo revisar y cambiar los precios 

En las tiendas físicas, cambiar los precios de todos los productos es una tarea mucho más compleja que activar los softwares de repricing en un ecommerce. Implica la reimpresión de etiquetas o su modificación en el caso de que sean digitales. Tanto para tí como para tu competencia. En este contexto, es recomendable establecer una periodicidad fija para la revisión de precios en base a la actividad del mercado. Cada tres días, una vez a la semana, etc… el plazo dependerá de las características del negocio, de su actividad y de los cambios en la oferta y la demanda. 

Para las empresas que disponen de tienda física y ecommerce, la centralización de la información de pricing de ambos canales permitirá simplificar la gestión de precios de la compañía y optimizar la toma de decisiones. A su vez, esto posibilita la construcción de una imagen mucho más completa y detallada de la estrategia de la competencia para anticiparnos a ella. Para conseguirlo, puedes contar con el asesoramiento de un equipo especializado en pricing que te ayudará a crecer de forma progresiva. 

Angela de la Vieja
Content Manager
Solicite una demo

Rastreador de precios de la competencia 24/7 para retailers y fabricantes