Política de precios MAP: necesaria para las marcas en la era digital actual

Solicite una demo

La alta competitividad del mercado online impulsa a marcas y fabricantes a establecer una política de precios MAP o de precios mínimos anunciados. Los MAP son precios acordados entre los fabricantes y los vendedores externos con el objetivo de prevenir posibles guerras de precios entre retailers que traten de vender sus productos a precios inferiores a la media del mercado. Dado el contexto actual, donde las ventas online no paran de crecer a causa del impacto de la pandemia de Covid19, a las marcas les conviene más que nunca disponer de una política MAP y monitorizar los precios establecidos por los e-commerce para comprobar si cumplen con ella.


Aunque la protección legal de la política de precios MAP varía en los diferentes países, por ejemplo, en Estados Unidos los vendedores están obligados a cumplir con ella, se trata de un documento que protege a la empresas fabricantes de posibles problemas o altercados con las tiendas de venta directa. Esto se debe a que las marcas pueden incluir, junto con sus precios mínimos, una serie de acuerdos o condiciones ligadas a su venta. Así como las medidas a adoptar si el retailer no cumple con los precios fijados, como un retirada de stock o la cancelación de la relación comercial. En los países donde la legislación lo permite incluso se puede llegar a emprender acciones legales. 

¿Cómo se fijan los precios MAP? 

La fijación de precios mínimos anunciados debe ir acorde con los objetivos de la empresa fabricante o proveedora. En este sentido, se deben tener en cuenta tanto los costes asociados a la producción de cada artículo como su valor en el mercado, el precio que los usuarios están dispuestos a pagar. 
Por otro lado, también debemos tener en cuenta la imagen de marca de la empresa. Si se trata de una marca relacionada con productos de prestigio o de lujo, la fijación de unos precios mínimos bajos puede conducir a su devaluación para su principal público objetivo. Y lo mismo aplica a la inversa, con las marcas vinculadas con ofertas y precios bajos. Esto cobra especial importancia cuando la empresa fabricante dispone de su propio canal de venta al público, además de contar con vendedores o distribuidores externos.

Precios MAP

Beneficios de la política de precios MAP para las marcas 

1.- Coherencia en los diferentes canales de venta 

A través de una política de precios MAP conseguiremos que los precios se mantengan más o menos homogéneos, o dentro de un mismo rango, en todos los e-commerce o marketplaces. Esto mejora la experiencia de compra del usuario, que no tendrá que navegar por diferentes webs para comparar el precio de un mismo artículo. 

2.- Imagen de marca sólida 

La imagen de marca a trasladar a los clientes será más sólida y consolidada. Unos precios estables y coherentes demuestran que la empresa es consciente del valor de sus productos y tiene experiencia en el sector. Al mismo tiempo, estos precios deben ser competitivos y ajustarse a la demanda del mercado para mantener el liderazgo de la compañía. 

3.- Aumento del margen de beneficios 

La política de precios MAP permite proteger el margen de beneficios de los vendedores al impedir la venta de sus productos por debajo de los costes de producción y distribución.

Asimismo, si se plantea de forma correcta, la política de precios MAP también beneficiará a los retailers, cuya predisposición a vender productos con precios atractivos para el público será mayor. Para ello, las marcas deben realizar un profundo estudio de la oferta y la demanda, monitorizar los precios de otros fabricantes y asegurarse de que su estrategia de pricing concuerda con las características del mercado. De esta forma, se conseguirá un crecimiento exponencial de proveedores y e-commerce. 

Angela de la Vieja
Content Manager
Solicite una demo

Rastreador de precios de la competencia 24/7 para retailers y fabricantes