Qué es el dumping y cómo funciona: ejemplos prácticos

Solicite una demo

El dumping es la práctica por la que una empresa reduce el precio de sus productos muy por debajo del precio de coste para generar una mayor demanda. Aunque su consecuencia más directa para dicha compañía es una reducción de las ganancias e incluso pérdidas, algunos vendedores lo ponen en marcha para adentrarse en nuevos mercados y arrasar con la competencia. 

El dumping se relaciona sobre todo con el comercio internacional, ya que es una práctica más habitual en el caso de empresas que buscan superar a la competencia local en volumen de ventas. Se trata de una táctica que a la larga perjudica el buen funcionamiento del mercado, por lo que no es recomendable aplicarla a tu estrategia de pricing. Sigue leyendo para conocer las consecuencias del dumping en el comercio online y offline.


Objetivos del dumping 

El principal propósito del dumping es superar a la competencia, generar un traspaso muy rápido de la demanda desde un vendedor a otro. A medio y largo plazo, se puede constituir un monopolio, ya que los consumidores seguirán eligiendo a la marca que le ofrece los mismos productos a precios escandalosamente más bajos

Tipos de dumping

Dumping predatorio: la mala praxis 

Este es el tipo de dumping que está considerado una práctica poco ética por parte de las empresas. Se produce cuando una compañía es totalmente consciente de lo que está llevando a cabo y de los objetivos que persigue. Un ejemplo claro es la irrupción de los productos chinos en múltiples mercados internacionales, tanto a través de tiendas físicas como por medio de portales y marketplaces como Aliexpress. La llegada de productos a precios muy por debajo del valor de coste provocó la quiebra y el cierre de múltiples empresas de diferentes sectores. 

Esta práctica, debido a su carácter agresivo, se suele realizar de forma temporal, aplicando a posteriori diferentes estrategias de precios con las que mantener y fidelizar a los clientes. Además, actualmente el dumping está perseguido y penado por diferentes entidades internacionales de control, como la Comisión Europea. 

Otros tipos de dumping 

  • Dumping oficial: tiene lugar cuando los productos cuentan con algún tipo de exención fiscal o de subvención que permite venderlos a un precio mucho más bajo. Aunque en este caso también los beneficios de las empresas pueden escasear, les permite comenzar a vender en nuevos territorios. Es el caso por ejemplo de la introducción de la oliva negra española en el mercado americano, frente a la que ya se han presentado varias denuncias debido a los precios que les permiten ofrecer las subvenciones que reciben por parte de la Unión Europea. Un proceso legal y transparente pero que crea problemas a las compañías locales. 
  • Dumping social: en este tipo de dumping, muy diferentes al predatorio, es una ley la que obliga a marcas y vendedores a reducir el precio de determinados productos por considerarlos de primera necesidad para sus ciudadanos, como ha ocurrido con las mascarillas o los test de antígenos en diferentes países durante la pandemia de Covid19. 

Consecuencias negativas del dumping predatorio 

  • Cierre de empresa y pérdida de trabajadores. 
  • Descontento de los clientes cuando, a futuro, la empresa líder del sector suba los precios. 
  • Daños a la industria productora de bienes. 
  • Reducción de la inversión en aquellos mercados donde se percibe mayor inestabilidad. 

Para evitarlo, es esencial que marcas y retailers cuenten con una estrategia de precios coherente con sus objetivos y con las características de la oferta y la demanda. Analiza muy bien cuáles son las necesidades de los consumidores y los precios de los competidores antes de lanzarte a derrumbar los precios. Puedes ayudarte de herramientas automatizadas de pricing con las optimizar la fijación de precios y conseguir los mejores resultados.

Solicite una demo

Rastreador de precios de la competencia 24/7 para retailers y fabricantes