¿Qué es Economy Pricing?

Solicite una demo

La estrategia de Economy Pricing o de precios económicos se basa en la fijación de precios bajos para productos con un coste de producción reducido. Su objetivo es captar el interés de los usuarios más sensibles a los precios y que mejor responden a los call to action relacionados con ofertas y promociones. Los precios económicos generalmente se asocian con productos genéricos o con servicios básicos que se pueden mejorar ampliando el precio de compra. Por ejemplo, los medicamentos genéricos o los productos de supermercado de marca blanca. Desde Minderest te explicamos sus pros y contras para que puedas valorar su implementación en tu estrategia de precios global.

Cómo aplicar una estrategia de Economy Pricing en tu e-commerce 

La estrategia de precios económicos comparte muchos rasgos con la fijación de precios por coste. Se basa en sumar a los costes de producción un pequeño margen de beneficio. De esta forma: 

Coste de producción + margen de beneficio = Precio final

Dado que los beneficios por cada venta serán más limitados que en otros productos, será necesario mantener unos altos niveles de captación y conversión para que estos precios sean rentables. En otras palabras, debes conseguir una gran cantidad de clientes de forma constante.

 

economy pricing

Ventajas y desventajas de los precios económicos 

Pros: estrategia sencilla con una buena acogida entre los consumidores 

Entre sus beneficios destaca que se trata de una estrategia sencilla de implementar en la que no se analiza un amplio abanico de factores para definir un precio, sino que el coste es su principal condicionante. A su vez, la estrategia de Economy Pricing ayuda a mejorar el conocimiento de la marca entre los usuarios, que se sentirán atraídos por unos precios notablemente bajos. 

Por otro lado, ante el reclamo tan grande que suponen unos precios reducidos, no será necesario invertir en publicidad y marketing para la captación de leads, por lo que el coste de adquisición de clientes disminuye y los gastos del e-commerce serán menores. Debido a ello, también puede resultar positivo emplear los precios económicos para el lanzamiento de nuevos productos. Así, para compensar los costes iniciales de la puesta en el mercado de nuevos artículos, puedes apostar por unos precios bajos que ayuden a que el producto se venda solo a un ritmo más rápido. 

Contras: clientes más desleales

En el lado opuesto, los precios económicos pueden atraer a clientes cambiantes, poco leales a la marca, y que se mueven según las ofertas y los cambios en el mercado. Un tipo de consumidor más difícil de fidelizar y que no se deja convencer por mensajes emocionales o por los valores que identifican a la marca, sino cuya decisión final de compra está condicionada por el dinero. A este inconveniente se suman: 

  • Baja calidad de los productos: 
  • Percepción del cliente: la imagen corporativa también se puede ver afectada porque los usuarios relacionen unos precios bajos con artículos de menor calidad. 
  • Impacto real en la calidad de los bienes y servicios: ante la necesidad de mantener siempre unos precios bajos, las empresas pueden verse obligadas a hacer recortes, como emplear materiales de baja calidad o contratar trabajadores o proveedores con menor experiencia, factores que van a repercutir en el producto final. 
  • Competencia: son muchas las empresas que se posicionan como de precios bajos. La alta competencia puede conducir a una guerra de precios en la que se erosionen la imagen de marca y el margen de beneficios. 

Para evitar estos problemas con los precios, sobre todo en relación con la alta competitividad del mercado online, puedes recurrir a herramientas de monitorización de la competencia con las que conocer las estrategias de pricing de otras empresas y que te ayudarán a anticiparte a sus movimientos. Tu objetivo final debe ser definir unos precios competitivos que contribuyan a la satisfacción del usuario y a la rentabilidad de tu negocio.

Solicite una demo

Rastreador de precios de la competencia 24/7 para retailers y fabricantes