¿Cómo atraer clientes? Conoce los 10 tipos de consumidores

Solicite una demo

Para un e-commerce, conocer las características de sus diferentes tipos de consumidores es clave para mejorar la tasa de conversión y optimizar las ventas. Si conoces qué buscan y necesitan los usuarios, así como qué clase de relación les interesa construir con la marca, será más sencillo poner en marcha acciones de marketing y comunicación efectivas con las que acelerar la decisión final de compra. A su vez, cuanta mayor información tengas sobre tus potenciales clientes más rentable serán estas acciones de captación y conversión. Con esta información, podrás adaptar tu plan de marketing y tu estrategia de pricing a las necesidades de los 10 grupos de consumidores actuales. Desde Minderest te explicamos en qué se basa cada uno de ellos.


Características comunes del consumidor en 2021 

En general, los consumidores actuales presentan una serie de rasgos comunes derivados, principalmente, del amplio uso de internet y de los cambios en las relaciones entre marca y cliente. Hoy, los consumidores son activos, ya que cuentan con una gran variedad de herramientas y recursos con los que hacer sus compras y buscar información comercial, y exigen beneficios, son conscientes de su importancia en la solvencia de los e-commerce y por ello demandan calidad, rapidez en el proceso de compra y un buen servicio de atención al cliente.
 

Rasgos de los 10 tipos de consumidores actuales 

1.- Consumidor impulsivo 

Se deja llevar por los impulsos y compra aquello que quiere o cree que necesita sin un periodo de reflexión previo. Además, es conocedor de las tendencias y de los nuevos productos y servicios en el mercado. Las promociones llamativas, tanto en tiendas físicas, como a través de banners y redes sociales, son su principal reclamo. 

2.- Consumidor escéptico 

Es uno de los perfiles más difíciles de convencer. El consumidor escéptico es un comprador ocasional que solo recurre al e-commerce cuando realmente necesita adquirir nuevos productos o servicios. Previamente habrá puesto en duda y evaluado detalladamente los pros y contra de efectuar la compra. En este caso, la mejor postura es ser transparente y brindarle la mayor información posible acerca de los artículos. La publicidad emocional no surtirá efecto. 

3.- Consumidor optimista

La principal diferencia con el consumidor optimista es que, aunque disfrutan comprando, el optimista analiza previamente las características y precios de los productos que el e-commerces ofrece. Además, suele ser bastante cauto, revisan las opiniones de los demás antes de decidir realizar una compra y dan importancia a la relación calidad-precio. Así mismo, están dispuestos a cambiar de marca si consideran que otras les brindan mejores beneficios, por lo que debes cuidarles y mantener una actitud transparente

4.- Consumidor tradicional  

Un perfil más similar al escéptico, pero sin tanto recelo. Es el clásico usuario que compra por necesidad, cuenta con un presupuesto definido y confía en sus marcas de referencia. Un modelo también más cercano a las compras en tienda presencial. En este sentido, valoran el buen trato y la agilidad de la marca, así como la calidad de los servicios post venta, restando importancia a la publicidad y los call to action directos.

Rasgos de los 10 tipos de consumidores actuales

5.- Consumidor emocional 

Busca sentirse totalmente identificado con el producto y la marca, motivo por el cual su estado de ánimo influye en el proceso de compra. Se trata de un consumidor atraído por los mensajes positivos y las campañas que apelan a sus emociones, que crean una necesidad. Este tipo de mensajes pueden ser trasladados sobre todo a través de canales online como las redes sociales. 

6.- Consumidor práctico 

Aquel que busca hacer sus compras de la manera más eficiente posible. Tiene un amplia experiencia en compras online y busca que los e-commerce estén perfectamente optimizados, con procesos ágiles, pasarelas de pago conocidas y plantillas responsive adaptables a cualquier formato. Para fidelizarles y garantizar que vuelvan a tu tienda, revisa la operatividad de tu web e implementa los cambios necesarios. Puedes incluso informar de las mejoras vía social media o email marketing.

7.- Consumidor activo 

Se trata de un tipo de cliente que se hace notar, que demuestra a la empresa que está detrás de la pantalla. Tiene una menor sensibilidad a los precios, pero se deja influir por las opiniones de los demás usuarios. La mejor forma de atraerle a tu e-commerce será incluirle en tu comunidad de seguidores y demostrarle que le escuchas y que valoras su opinión. 

8.- Consumidor indeciso 

El consumidor indeciso también se encuentra entre los perfiles más difíciles de captar. Hablamos de los usuarios que comparan múltiples webs y productos antes de realizar su compra, dando importancia tanto al precio como a la imagen de marca de cada e-commerce. Cualquier aspecto considerado negativo será suficiente para abortar el proceso de compra y optar por un competidor. En estos casos, intenta remarcar el valor que aportan tus productos y por qué son mejores que los de la competencia. 

9.- Consumidor buscador de experiencias 

Este usuario espera recibir exactamente lo que ha visto en la publicidad, espera que los productos y servicios ofertados le aporten una experiencia nueva. No suelen ser fieles a ninguna marca, sino que buscan ser sorprendidos todo el rato, tanto a través de los artículos en sí mismos como con packagings, descuentos, mensajes personalizados, etc… 

10.- Consumidor buscador de ofertas 

En este grupo englobamos a los usuarios que compran los productos con mayores descuentos. Conocen recursos y webs para localizar y validar las mejores ofertas y no les importa esperar a que los artículos que necesitan bajen de precio. Las promociones exclusivas y personalizadas son la mejor forma de fomentar su captación y fidelización. 

En este contexto de tan amplia variedad de consumidores, los e-commerce deben adaptarse día a día a sus necesidades y a las exigencias del mercado para mantener una posición competitiva. Una de las herramientas más efectivas para conseguirlo es el dynamic pricing, la modificación continua de precios según el target y acorde con los cambios en la oferta y la demanda. Con ayuda de un software de repricing automatizado podrás optimizar la toma de decisiones y la productividad de tu e-commerce.

Solicite una demo

Rastreador de precios de la competencia 24/7 para retailers y fabricantes