Es frecuente encontrarnos este término en comercios internacionales, pero, ¿cuál es su significado? Muchos ecommerce, ante la imposibilidad de disponer siempre del menor precio del mercado, ofrecen la oportunidad a sus clientes de mejorar el precio si encuentran un competidor que lo comercializa más barato. De esta forma consiguen dos objetivos. Por una parte ganar una venta en aquellos clientes sensibles al precio, y por otra obtener una fuente de información sobre los precios de la competencia.

Podemos encontrar price matching en dos variantes:

  1. Preventa: el comercio invita a los clientes a informar de precios menores, manteniendo la menor oferta encontrada si se decide ejecutar la compra.
  2. Postventa: una vez realizada la compra, el comercio devolverá al cliente la diferencia si este encontrase una oferta menor en un plazo de días determinado.

Como podemos ver, el fin es siempre el mismo, retener ventas de clientes sensibles al precio. Lo que cabe preguntarse es, ¿cuántos clientes en preventa perdemos por no tomarse estos la molestia de advertir de un precio menor? Probablemente, la gran mayoría de estos clientes terminen realizando su compra en el comercio competidor. Por esta razón, un software de monitorización de competencia es adecuado para mantenerse siempre competitivos, minimizando las perdidas de ventas.

A pesar de sus ventajas, uno de los principales inconvenientes del price matching, es la necesidad de comprobar manualmente cada una de las peticiones de los clientes, ya que podrían no ser veraces o no estar en igualdad de condiciones, como puede ser comparar un producto nuevo con otro de segunda mano, con plazos de entrega diferentes, etc.

En los comercios de España, este término es conocido como "Mínimo precio garantizado".

Solicite una demo

Rastreador de precios de la competencia 24/7 para retailers y fabricantes