Shopping en redes sociales: cómo explotar los nuevos canales de venta por parte de los fabricantes

Solicite una demo

El mundo del ecommerce ya no es el único canal de venta para los fabricantes que quieren abrirse un hueco en el mundo online. Las redes sociales se postulan como una nueva oportunidad para todas aquellas marcas que quieran vender por internet sin necesidad de tener como intermediario un retailer ajeno. A día de hoy, estas opciones continúan siendo algo desconocidas y precisan del desarrollo de nuevas estrategias para sacarle el máximo jugo posible.

Entre las opciones para hacer venta por redes sociales, las dos más conocidas son:

1. Facebook Store. Esta aplicación de Facebook permite a las páginas de empresa vender sus productos directamente a través de esta red social. Para ello es necesario añadir la pestaña ‘tienda’ a la página de empresa. La principal ventaja de esta herramienta es que se puede integrar con ayuda de otros software de venta. Además, es posible compatibilizarlo con distintas pasarelas de pago online, como Paypal. Por otro lado, también es posible utilizar la tienda de Facebook Store como escaparate para finalizar realizando las transacciones en un sitio web diferente.

2. Instagram Shopping. Al igual que con Facebook, es imprescindible contar con un perfil de empresa para vender por Instagram. En este caso, Instagram Shopping permite dos cosas: por un lado, activar la pestaña de ‘comprar’ en el perfil de cada marca; por otro, etiquetar cada uno de los productos en las diferentes publicaciones que va programando y compartiendo la marca. Esta última opción permite al usuario alcanzar en un solo clic la información sobre el producto que le interesa, nombre, características y precio.

La clave para optimizar el potencial de estos dos canales de venta es aportar al usuario contenido de valor, atractivo y lo necesariamente sugerente como para que se interese directamente por el producto ofrecido. Una forma muy interesante de presentar los productos en estas publicaciones es crear bonitos bodegones o apostar por imágenes de utilización real, en contexto. Este es uno de los recursos más utilizados en el sector moda, que lo potencia con ayuda del marketing con influencers.

Además, es posible potenciar la venta por redes sociales con el ajuste de la estrategia de pricing a cada uno de los canales de venta utilizados. De esta forma se pueden realizar ofertas específicas y añadir más hitos en la relación con el consumidor para analizar en qué punto se halla para con la marca.

 

Analítica de la venta social

En la venta en redes sociales es imprescindible tener en cuenta factores clave que afectan a todo el comercio online, desde el precio de venta de la competencia como fechas señaladas en las que se pueden producir picos de venta.

Asimismo, es igual de importante analizar la efectividad de las acciones de venta, que han de cumplir los objetivos fijados por la marca. La buena noticia es que en los canales sociales crecen las posibilidades de conectar con la audiencia y, por lo tanto, se abre un abanico de opciones en las que interactuar con ella.

Por otra parte, es posible compatibilizar estos canales de venta con canales oficiales del fabricante. ¿Un ejemplo? Utilizar las fotos de Instagram de los usuarios tras su compra para acompañar las fichas de producto de la tienda oficial.

 

Solicite una demo

Rastreador de precios de la competencia 24/7 para retailers y fabricantes