No pierdas oportunidades de venta: optimizar landing pages

Solicite una demo

Las landing page son uno de los recursos más utilizados por ecommerce y marketplaces para dirigir a los usuarios hacia la venta de producto directa. Gracias a ellas es posible realizar acciones de venta desde distintos canales como la propia web, redes sociales o la red de afiliados del ecommerce.

Si algo caracteriza a una landing page es su sencillez y trato directo con el producto o servicio ofertado al usuario, lo cual le permite cubrir específicamente las expectativas de un potencial cliente. Sin embargo, estas no siempre funcionan como se deseara, dando ratios de conversión más bajos de los esperados. ¿Cómo se puede optimizar una landing page para ecommerce?

Empieza por el diseño de la landing page

Una landing page rara vez permite al usuario navegar o hacer algún tipo de acción distinta a lo que le ha llevado hasta allí: su interés por un producto concreto. Y es por eso por lo que la presentación de esta página cobra tanta relevancia. ¿Cómo saber si el diseño de las landing page del ecommerce se adapta a lo que espera el cliente? Mediante un test A/B.

Realizar pruebas con distintos formatos permite extraer claras conclusiones sobre lo que resulta más atractivo. En algunas ocasiones, la mejor landing page es la que asemeja una ficha de producto, vitaminada por los recursos que permitan destacar los factores clave de compra. En otras, sin embargo, si se trata de venta de servicios, un simple formulario permitirá al usuario obtener de forma casi inmediata la solución que necesita.

Si quieres ir un paso más allá, súmate a la corriente del first look, que apuesta por optimizar de la forma más eficaz y práctica aquello que se encuentra el usuario nada más llegar a tu página, sin hacer scroll. Esto te permitirá condensar y organizar la información y los elementos necesarios de la forma más cómoda para tu potencial cliente. Contar el apoyo con un diseñador experto puede suponer una gran ayuda para adaptar a este estilo la landing page del ecommerce, potenciando la mejor experiencia de usuario.

Piensa en el mensaje que quieres transmitir

Al igual que la distribución y presentación de elementos en la página, el mensaje que se transmite en la landing page juega un papel fundamental para potenciar la conversión. Así, hay ciertas cosas que se pueden tener en cuenta.

La primera es la cantidad de texto a mostrar; por lo general, cuanto más escueto y conciso, mejor. No obstante, esto dependerá del tipo de producto al que corresponda. Cuando hablamos de tecnología -un smartphone, por ejemplo-, parece claro que un simple listado con sus principales características es más que suficiente. Aquí prima la imagen y el precio. Por el contrario, si estamos hablando de la contratación de un seguro de viaje, es más que probable que un recordatorio con las coberturas incluidas y un texto inspiracional hagan mella en el cliente.

Además, es fundamental tener en cuenta cuál es la forma en que se va a mostrar el texto del mensaje. Por ejemplo, a la hora de mostrar los precios en la landing page, ten en cuenta la corriente de precios psicológicos que ya cala en los ecommerce. Prueba tipografías, tamaños, tipos de listas, cargas de texto, CTA en botones… Lo ideal es que el propio test A/B que se haga sobre diseño, también incluya ya estos matices para encontrar la fórmula perfecta.

Optimiza las vías de entrada a la landing page de tu ecommerce

Y aquí hablamos tanto de los canales por los que se puede acceder a la landing page como de los distintos dispositivos utilizados para visitarla.

Por un lado, es imprescindible que el ecommerce se cerciore de que los usuarios que aterrizan en su landing page han demostrado un interés claro por conocer su servicio o producto. Al fin y al cabo, esta tiene que culminar la acción principal por la que ha llegado hasta ella. Para ello, habrá que consultar:

  • Desde dónde está enlazada la página.

  • Cuál es el mensaje del elemento que le enlaza (CTA del botón o textos de enlace para el link).

Por otro lado, las versiones mobile, responsive y adaptadas a todo tipo de pantallas ya deben ser un miembro más del ecommerce y sus landing page. De nada vale trabajar sobre un diseño y mensajes extraordinarios si al acceder a la página desde un teléfono móvil todo se desordena. Es importante aquí también tener en cuenta cuál es el tiempo de carga de la página para que sea óptimo y ni desespere al usuario ni le consuma recursos disponibles como sus gigas en la línea móvil.

Optimizar una landing page es cuestión de hacer pruebas para comprobar cuál es la mejor opción para cumplir con las expectativas de los usuarios. Cuanto más adaptada esté a lo que esperan encontrar, más posibilidades hay de que, finalmente, un potencial cliente acabe por ejecutar su decisión de compra.


Angela de la Vieja
Content Manager
Solicite una demo

Rastreador de precios de la competencia 24/7 para retailers y fabricantes